CAMAGÜEY 500 AÑOS DESPUÉS

Santa María del Puerto del Príncipe, una de las siete primeras villas fundadas en Cuba por la Colonización española y una de las dos establecidas en la costa norte en contra de las recomendaciones de la época que daban preferencia al sur para los asentamientos. Donde su establecimiento ocurrió en una zona conocida como Punta del Guincho, cerca de la bahía de Nuevitas, según la tradición el 2 de febrero de 1514, festividad de su patrona nuestra señora de la Candelaria, en aquel lugar quedó un sitio llamado Pueblo Viejo.
los primeros tiempos de la villa fueron regidos por la precariedad y la provisionalidad, tanto desde el punto de vista de la ubicación como de las construcciones realizadas de tablas y guano. La villa se trasladó en dos ocasiones hacia lugares más favorables, primero hacia las orillas del río Caonao y luego a las inmediaciones de los ríos Tímida y Hatibonico.

La villa fue establecida definitivamente el 6 de enero de 1528 en el punto más alto de un terreno casi completamente llano entre los ríos antes mencionados, en su parteaguas y en una posición mediterránea e interior respecto al territorio de la provincia, debió organizarse como una de las tantas fundadas en el Caribe en los primeros tiempos, sin embargo, hoy su trazado irregular recuerda más a la ciudad europea que a las incipientes ciudades del nuevo continente.
El asentamiento expresa un posible desarrollo ordenado que niega el posterior crecimiento aparentemente espontáneo, base actual de su caracterización tipológico-urbana. No poseyó un plano previo de delineación como otras ciudades iberoamericanas, el más antiguo conocido constituye un levantamiento de lo ya existente.

El centro de la ciudad constituye un interesante espacio urbano, aseguraron plagado de matices que lo singularizan en su intangibilidad, capaz de atrapar a cualquiera en su calles y callejones que, inexplicablemente para algunos, desembocan en singulares plazas y plazuelas, las cuales, en número de treinta integran su trazado urbano. Esta característica particulariz al Camagüey de hoy del resto de las ciudades cubanas, lo cual la hace guardar condiciones excepcionales.
La colonización y conquista llegaron desde Europa al continente Americano. Es perfectamente apreciable esta influencia en la ciudad de hoy, La ciudad posee también un amplio repertorio arquitectónico religioso, la toponimia y hasta la propia trama urbana, quedaron determinados por esta influencia.

La influencia promovida por el vínculo villa-religión, se extiende a la formación de los barrios. Los templos definieron las plazas, éstas a los barrios; así, llegan hasta hoy importantes espacios como la del Carmen que usted conocera mañan. Desde una pequeña altura, no se necesita más, esta cualidad es apreciable. La existencia de voluntad y recursos ha posibilitado que en los últimos años ese rico patrimonio, poco a poco, se haya ido realzando y cobrando vitalidad.
La cuidad atesora un rico legado nacional, avalado por una historia y cultura importante, peso en el escenario de la vida nacional, en todos los órdenes. Su aportación a la conformación de la nacionalidad y nación cubanas fue decisiva. La trama urbana de Camagüey se caracteriza por un trazado muy irregular, de las calles estrechas y sinuosas, sustentada en un sistema de plazas y plazuelas que la hacen peculiar.

Las fachadas bajas, lisas y continuas, poseen aceras muy angostas y quicios para acceder a las altas viviendas. Los callejones son otra peculiaridad. La estructura fundacional se basa en cinco plazas principales, con igual número de iglesias ubicadas ortogonalmente y a los cuatros vientos. El centro de la ciudad se encuentra dentro del centro Histórico, con un desarrollo lineal que lo recorre y anima.
Los espacios libres no poseen áreas verdes; no obstante, en el interior de las manzanas existe un gran potencial privado que solo se observa desde lo alto. El uso de grandes tinajones en los patios, para almacenar agua de lluvia, constituyen otro elemento característico.

Las manzanas son medidas irregulares, con lados curvos y los lotes medianos, asociados a paredes medianeras y patios laterales, propios de la planimetría predominante en forma de L y C.
La tipología arquitectónica deriva básicamente de la casa de patio con techos a cuatro y dos aguas, así como colgadizos, recuerda ayer estuvimos en la convivencia en una de ellas.
El Centro Histórico de la antigua Villa de Santa María del Puerto del Príncipe posee, desde el 10 de noviembre de 1980, la categoría de Monumento Nacional. También es considerado, desde el 2008, Patrimonio Cultural de la Humanidad por la (UNESCO).

Fotos





<< Regresar a Actividades 2014



Contáctanos

Dirección: Manuel Doblado Nº. 1010 A
Centro, Oaxaca De Juárez
Oaxaca, México C.P. 68000

Tel: 01 (951) 50 1 14 18

Email: horizontes18@gmail.com
NHAC edificio
© 2017 Horizontes de Arquitectura. Todos los derechos reservados.